Cirugía Laparoscópica

La laparoscopia es una técnica quirúrgica que permite extirpar trompas, quistes de ovario, ovarios, incluso el útero sin necesidad de “abrir” el abdomen de la mujer, mediante pequeñas incisiones de medio a un centímetro, que evitarán las antiestéticas cicatrices y permitirán una más rápida recuperación. Prácticamente la totalidad de patología ginecológica benigna puede ser resuelta por vía laparoscópica o vaginal, consulte con nuestros         profesionales.
Nuestro equipo de cirujanos laparoscópicos tiene una amplia experiencia en esta técnica, con centenares de procedimientos practicados lo que les permite realizar prácticamente cualquier tipo de intervención por patología benigna ginecológica por esta vía.
Institut Riera-Bartra
 
Institut Riera-Bartra

  • Ligaduras de trompas (Planificación familiar)
    El método de planificación familiar definitivo se puede realizar de forma mínimamente invasiva por laparoscopia con mínimas molestias y sin necesidad de ingreso en clínica
  • Cirugía de los quistes de ovario
    La mayoría de quistes de ovario son extirpables por laparoscopia, su contenido es líquido y se pueden vaciar y extraer por las pequeñas incisiones que requiere esta técnica, de esta forma la paciente puede ser dada de alta a las 24 horas.
  • Histerectomía Laparoscópica
    La histerectomía consiste en la extirpación del útero, que puede ser necesaria por diferentes motivos (miomas, sangrados menstruales anormales, dolor…). En nuestro centro, salvo contadas excepciones, en que esto no es posible, intentamos realizar esta intervención por vía laparoscópica o vaginal evitando la vía abdominal que ocasiona antiestéticas cicatrices abdominales, requiere mucha más analgesia en el postoperatorio, pues es más dolorosa y de esta forma conseguimos reducir los días de estancia hospitalaria y la recuperación posterior a la mitad.
  • Miomectomía Laparoscópica
    Los miomas son formaciones sólidas benignas del útero muy frecuentes. En algunas ocasiones es necesario extirparlos, y en función de su tamaño y localización puede ser posible realizarlo por laparoscopia con las ventajas que esto supone.